Los últimos cursos del Colegio Rural del municipio de Lupiana, de entre 9 y 12 años, se han clasificado para la final de la First Lego League en Tenerife con un proyecto de innovación que propone una búsqueda del tesoro en la naturaleza para pasar más tiempo en familia al aire libre. Los últimos cursos del Colegio Rural del municipio de Lupiana, de entre 9 y 12 años, se han clasificado para la final de la First Lego League en Tenerife con un proyecto de innovación que propone una búsqueda del tesoro en la naturaleza para pasar más tiempo en familia al aire libre.

El colegio de Lupiana en la final de la First Lego League

Los últimos cursos del Colegio Rural del municipio de Lupiana, de entre 9 y 12 años, se han clasificado para la final de la First Lego League en Tenerife con un proyecto de innovación que propone una búsqueda del tesoro en la naturaleza para pasar más tiempo en familia al aire libre. La tecnología les brinda la posibilidad de marcar las coordenadas de los tesoros en una aplicación para móviles y cualquier persona puede encontrarlo a través del GPS. Esto es el juego del Geocaching. 

El equipo Robowolf no sale de su asombro al saberse ganadoras del premio al proyecto de innovación que se llevaron el pasado sábado, 24 de abril, cuando a través de las pantallas, que las familias montaron en el exterior del colegio para seguir el torneo y apoyar a las participantes, conocían la resolución de los jueces. 

Este es el segundo año que este colegio participa el torneo de FIRST LEGO LEAGUE, gracias a una beca de la Fundación Scientia con el plan “GIRLS FIRST” han podido participar en un torneo cuya inversión para una escuela rural era muy grande, pero han sabido sacar el mayor rendimiento de la misma. El centro escolar trabaja por proyectos y la robótica es una de las herramientas a través de la cual trabajan diversas materias. Al formar parte del trabajo curricular que se desarrolla en un aula multigrado, ya que comparten clase niñas y niños de entre 9 y 12 años, integran el trabajo en equipo y buscan soluciones entre todos. 

El otro grupo de primaria del centro donde se junta el alumnado de 1º,2º y 3º también han participado con valentía y un poquito de timidez presentando una maqueta de su proyecto en la que incluían una programación hecha con sus robots WEDO 2.0 gracias a la beca de Fundación Scientia dentro del plan social. Los dos grupos que presentaban sus robots quedaron en tablas, lo mejor fue la naturalidad de sus presentaciones y la manera en la que integran la robótica en sus clases, y confiesan que “al principio no nos gustaba tanto programar, pero cuando aprendes es divertido”. 

LA BÚSQUEDA DEL TESORO 

“Cuando nos planteamos participar en el torneo, al ver el tema de este año nos inspiramos en los efectos que la pandemia está teniendo en la sociedad, en el entorno en el que vivimos y cómo podríamos utilizarlo, así como nuestros juegos de cada día”, explica la clase en su presentación. “Queremos estar más tiempo con nuestras familias dentro del pueblo, haciendo deporte y actividades que nos gusten a todos”. 

La utilización del Geocaching fue la manera de incentivar a las personas más pequeñas de la familia a la hora de salir a hacer senderismo todos juntos. “El Geocaching es una actividad que se puede hacer al aire libre en la que con un dispositivo GPS, tienes que seguir unas coordenadas que te llevan a un contenedor escondido, se puede hacer solo, en familia o con amigos. Para ir a buscar el caché se recomienda llevar una mochila con lo necesario: agua, botiquín de emergencia, un GPS y un móvil para llamar en caso de emergencia”. 

Para la preparación de los cachés escribieron historias, guardaron animales de papiroflexia, llaveros hechos con hamas y otras sorpresas para intercambiar y animan a las familias que quieran a acercarse al municipio y hacer la búsqueda del tesoro. 

Con el propósito de pasar más tiempo con sus familias, el apoyo de éstas y el acompañamiento de sus dos profesoras han aprendido a programar códigos QR, localizar zonas a las que se puede llegar con senda o en línea recta, superar desafíos, construir y programar robots, redactar y preparar una presentación, se han preparado para hablar en público, han pedido ayuda a compañeras y compañeros más mayores cuando se atascaban y se han recorrido los senderos de su municipio para participar en el Torneo de la FIRST LEGO LEAGUE y demostrar que el aprendizaje procedimental y sin libros de texto también prepara para el presente y para el futuro. 

Ahora que se han clasificado para la final buscan patrocinio para poder ir a Tenerife a jugar la final y despedirse como se merecen, pues después de tres años compartiendo aula, este año despiden a ocho de sus 12 compañeras y compañeros. Después de dos cursos de confinamiento y restricciones y suponer un aumento en las visitas al pueblo de Lupiana, esperan conseguir apoyo económico para ir toda la clase a compartir su proyecto con alumnado de toda España. 

en Tenerife con un proyecto de innovación que propone una búsqueda del tesoro en la naturaleza para pasar más tiempo en familia al aire libre. La tecnología les brinda la posibilidad de marcar las coordenadas de los tesoros en una aplicación para móviles y cualquier persona puede encontrarlo a través del GPS. Esto es el juego del Geocaching. 

En Guadalajara a 25 de abril de 2021.- El equipo Robowolf no sale de su asombro al saberse ganadoras del premio al proyecto de innovación que se llevaron el pasado sábado, 24 de abril, cuando a través de las pantallas, que las familias montaron en el exterior del colegio para seguir el torneo y apoyar a las participantes, conocían la resolución de los jueces. 

Este es el segundo año que este colegio participa el torneo de FIRST LEGO LEAGUE, gracias a una beca de la Fundación Scientia con el plan “GIRLS FIRST” han podido participar en un torneo cuya inversión para una escuela rural era muy grande, pero han sabido sacar el mayor rendimiento de la misma. El centro escolar trabaja por proyectos y la robótica es una de las herramientas a través de la cual trabajan diversas materias. Al formar parte del trabajo curricular que se desarrolla en un aula multigrado, ya que comparten clase niñas y niños de entre 9 y 12 años, integran el trabajo en equipo y buscan soluciones entre todos. 

El otro grupo de primaria del centro donde se junta el alumnado de 1º,2º y 3º también han participado con valentía y un poquito de timidez presentando una maqueta de su proyecto en la que incluían una programación hecha con sus robots WEDO 2.0 gracias a la beca de Fundación Scientia dentro del plan social. Los dos grupos que presentaban sus robots quedaron en tablas, lo mejor fue la naturalidad de sus presentaciones y la manera en la que integran la robótica en sus clases, y confiesan que “al principio no nos gustaba tanto programar, pero cuando aprendes es divertido”. 

LA BÚSQUEDA DEL TESORO 

“Cuando nos planteamos participar en el torneo, al ver el tema de este año nos inspiramos en los efectos que la pandemia está teniendo en la sociedad, en el entorno en el que vivimos y cómo podríamos utilizarlo, así como nuestros juegos de cada día”, explica la clase en su presentación. “Queremos estar más tiempo con nuestras familias dentro del pueblo, haciendo deporte y actividades que nos gusten a todos”. 

La utilización del Geocaching fue la manera de incentivar a las personas más pequeñas de la familia a la hora de salir a hacer senderismo todos juntos. “El Geocaching es una actividad que se puede hacer al aire libre en la que con un dispositivo GPS, tienes que seguir unas coordenadas que te llevan a un contenedor escondido, se puede hacer solo, en familia o con amigos. Para ir a buscar el caché se recomienda llevar una mochila con lo necesario: agua, botiquín de emergencia, un GPS y un móvil para llamar en caso de emergencia”. 

Para la preparación de los cachés escribieron historias, guardaron animales de papiroflexia, llaveros hechos con hamas y otras sorpresas para intercambiar y animan a las familias que quieran a acercarse al municipio y hacer la búsqueda del tesoro. 

Con el propósito de pasar más tiempo con sus familias, el apoyo de éstas y el acompañamiento de sus dos profesoras han aprendido a programar códigos QR, localizar zonas a las que se puede llegar con senda o en línea recta, superar desafíos, construir y programar robots, redactar y preparar una presentación, se han preparado para hablar en público, han pedido ayuda a compañeras y compañeros más mayores cuando se atascaban y se han recorrido los senderos de su municipio para participar en el Torneo de la FIRST LEGO LEAGUE y demostrar que el aprendizaje procedimental y sin libros de texto también prepara para el presente y para el futuro. 

Ahora que se han clasificado para la final buscan patrocinio para poder ir a Tenerife a jugar la final y despedirse como se merecen, pues después de tres años compartiendo aula, este año despiden a ocho de sus 12 compañeras y compañeros. Después de dos cursos de confinamiento y restricciones y suponer un aumento en las visitas al pueblo de Lupiana, esperan conseguir apoyo económico para ir toda la clase a compartir su proyecto con alumnado de toda España. 

Visto 426 veces