Mascarillas defectuosas distribuidas por el Ministerio y usadas por miles de sanitarios. Mascarillas defectuosas distribuidas por el Ministerio y usadas por miles de sanitarios.

El Colegio de Médicos de Guadalajara suscribe la denuncia por las mascarillas defectuosas

El Colegio Oficial de Médicos de Guadalajara suscribe punto por punto el manifiesto del CGCOM en el que declara que se personará como acusación particular en aquellos casos de contagio derivados de la utilización de mascarillas defectuosas. 

Tras la reunión semanal mantenida el 17 de abril de 2020 entre los presidentes de los Consejos Autonómicos de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y la Comisión Permanente del CGCOM queremos manifestar:

  • Nuestra máxima indignación por lo acontecido en relación con la partida de mascarillas, en envoltorio de color verde, enviadas por Sanidad y retiradas tras haberse distribuido a las Comunidades Autónomas y a los profesionales sanitarios. Se trata de mascarillas FPP2 de la empresa Garry Galaxy proveedor del Ministerio de Sanidad e incluida en el listado de fabricantes de material sanitario autorizados por China, que no cumplen con ninguna clasificación indicada en la norma de la Asociación Española de Normalización, y cuya alerta se ha comunicado después del uso de la misma por los profesionales. Este hecho intolerable, no solo genera más desconfianza en la acción del Gobierno, sino que se suma a la situación de indefensión a la que están sometidos los profesionales sanitarios. No solo pedimos una explicación a las autoridades responsables, sino que se adopten, sin más dilación, todas las medidas pertinentes en el personal expuesto a un alto riesgo de contagio, así como se asuman las responsabilidades. El CGCOM se personará como acusación particular en aquellos casos de contagio derivados de esta situación. #NiUnDíaMás sin el necesario material de protección que garantice una asistencia segura y de calidad y en todos los niveles asistenciales. #NiUnDíaMás sin reconocer el alto grado de exposición al que ha estado y sigue estando el personal sanitario al no disponer de las medidas obligadas de protección. 
  • Una semana más tenemos que lamentar el alto número de profesionales sanitarios afectados que asciende a 30.000, en cifras oficiales, así como el número de compañeros fallecidos que, a día de hoy, es de 34.  Es obligado exigir que todos los casos que indiquen la situación de baja laboral (IT) por infección SARS-CoV-2 se considere accidente de trabajo sin ningún tipo de laberinto legal y sin ninguna consideración que se aleje de este reconocimiento. Creemos de elemental justicia y absolutamente necesario que la profesión médica en particular y las profesiones sanitarias en general sean consideradas, a todos los efectos, como profesiones de alto riesgo de exposición
  • Queremos rendir un sentido homenaje de reconocimiento a nuestros compañeros fallecidos, que, sin dudar de su deber, ofrecieron su futuro y el de sus familias por su profesión y por los demás. No podemos permitir que acaben siendo un numero insustancial, estarán siempre en nuestra memoria, y por ellos y por todos estaremos muy atentos a las evaluaciones y responsabilidades derivadas de la gestión de la pandemia COVID-19. Desde el CGCOM vamos a instar a que esta memoria perdure, y vamos a proponer que la Plaza de las Cortes de Madrid, sede de la soberanía de todos los españoles, acoja un recuerdo permanente por todos los profesionales sanitarios caídos en el ejercicio de la profesión. Igualmente, desde los Colegios de Médicos se va a poner en marcha un Observatorio COVID-19 para la evaluación del impacto de la infección en los profesionales y como plataforma de futuras acciones derivadas de esta pandemia (jurídicas, profesionales y de protección social).
  • No podemos permitir que #NiUnDíaMas sigamos teniendo que acudir a los centros sanitarios sin la realización de un test que permita conocer la situación de afectación o no de los profesionales sanitarios. Nos reiteramos en nuestra petición que demuestra las deficiencias en la gestión de esta pandemia que ha producido un altísimo índice de contagio entre personal sanitario con sus riesgos derivados, no solo en lo personal, sino entre ellos mismos y la sociedad. Es necesario, especialmente en esta fase de lucha contra la pandemia COVID-19, el testar a todo el personal con intención de conocer su situación serológica. Este conocimiento podrá servir para la posterior planificación de la atención sanitaria a seguir.
  • Nos adentramos en una fase donde tendremos que diseñar entre todos cuál va a ser el que se ha denominado plan de “desescalada”. Hemos conocido, por los medios sanitarios, que el Ministerio de Sanidad ha constituido un grupo asesor en esa materia donde están representadas las Comunidades Autónomas. El CGCOM ha puesto en marcha, igualmente, un grupo de trabajo cuyo objetivo es elaborar un documento que sirva de argumento a la corporación para elevar su opinión ante la sociedad. Coincidimos en la necesaria reorganización de nuestro sistema nacional de salud desde las premisas de máxima protección a los profesionales, preservando el distanciamiento social necesario, creando circuitos separados de atención y con el obligado conocimiento de la situación serológica de la población general y especialmente de los sanitarios. Debemos seguir salvando vidas, pero también es obligado pensar en los miles y miles de ciudadanos que se encuentran pendientes de seguimiento, pruebas diagnósticas y asistencia terapéutica. 
  • Es urgente disponer de la información necesaria, por parte de las autoridades sanitarias, que contemple un análisis crítico de situación, un horizonte de abordaje y un proyecto de modelo sanitario de presente y futuro que sea capaz de absorber las lecciones que nos va dejando esta pandemia y genere confianza en los profesionales y en la sociedad.
  • Nos enfrentamos a un difícil reto como sociedad y como sistema sanitario. Se hace necesario un gran acuerdo político y social que garantice una atención sanitaria de calidad que refuerce nuestro modelo sanitario universal y solidario. Es obligado un gran acuerdo que defienda uno de nuestros esenciales pilares del estado de bienestar y es obligado y de justicia un gran acuerdo por los profesionales sanitarios. Un gran acuerdo que reconozca el compromiso, la dedicación y la competencia. Un gran acuerdo de estabilidad y reconocimiento retributivo y profesional.
  • Ahora más que nunca es necesario contar con el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos para la reconstrucción. #NiUnDíaMás
Visto 809 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.