Fallece Floreal Calvo, presidente honorífico de DALMA. Fallece Floreal Calvo, presidente honorífico de DALMA.

Fallece Floreal Pastor, presidente honorífico de DALMA

Hoy, 20 de septiembre, ha fallecido de forma repentina Floreal Pastor, quien fuera socio fundador de la Asociación Alcarreña para la defensa del Medio Ambiente, DALMA, y actual presidente honorífico de la misma.

Cuando en 1977 un grupo de jóvenes de Guadalajara a los que les gustaba salir al campo y sobre todo observar los pájaros decidía conformar una asociación para defender la naturaleza, la palabra ecología aún no estaba ligada al movimiento social en una España que empezaba a desembarcar en la democracia, ya ahí estaba ya Floreal, Flores para los amigos, siendo el representante de Guadalajara en esa primera reunión en España del movimiento ecologista, que se celebraba en el pinar de Valsaín (Segovia), y al que asistían una treintena de grupos, entre ellos DALMA.

El suyo era un ecologismo tranquilo, más de trabajo de campo y de despacho que de pancarta, de argumentos y convicción, que también supo enganchar de la mano la inquietud de otros muchos jóvenes años después, y que sin duda con su tesón, responsabilidad y trabajo, hizo sobrevivir a DALMA como asociación, nada menos que 43 años, siendo una de las más veteranas de España, con muchas reivindicaciones a las espaldas, desde la defensa de las avutardas de Quer, hasta el cierre de Zorita o el censo de los halcones del Henares.

Hace poco más de un año que sus compañeros de DALMA quisieron rendirle merecido homenaje a su incansable labor, y en febrero de 2019, se le nombraba presidente honorífico, y se le hacía entrega como obsequio de un cuadro de Fernando López Herencia.

Flores tenía esa porte de maestro cargado de razón, a quien gusta escuchar, y aunque su gesto era serio, siempre se descolgada con una media sonrisa cordial. Flores era un hombre bueno, más que un hombre al uso que sabe su doctrina, como diría Machado. Un hombre de poco ruido, un hombre sencillo y cargado de paciencia, al que sin embargo muchos vamos a echar de menos. Un hombre que sin querer volar, no podía dejar de admirar el aleteo de un pájaro. Un hombre que amaba la naturaleza y puso su afán en defenderla.

Visto 370 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.