FEMIRAE: Feminismo para la RAE

FEMIRAE: Feminismo para la RAE

Numerosos colectivos feministas de España se suman a una acción impulsada desde la Plataforma Feminista de Guadalajara, que reivindica cambios encaminados a que el Diccionario de la Real Academia sea más igualitario. 

Estos colectivos, bajo el nombre de “FemiRAE: María Moliner sabría lo que hacer”, comunicaron a la RAE en octubre del 2020, ocho reivindicaciones, encaminadas a satisfacer el deseo de la Academia de eliminar el machismo del diccionario, según figura en el Informe de la Real Academia Española sobre el lenguaje inclusivo y cuestiones conexas de 2020, punto 2.3.1. “… la Real Academia Española ha venido limpiando sus diccionarios de residuos machistas o de connotaciones misóginas que hubieran podido acopiar en épocas anteriores los términos que se utilizan en las definiciones”. 

Por ello, recordaban a la RAE la necesidad de incluir las etiquetas de “sexista”, “despectivo”, “en desuso” o “discriminatorio” en los términos que actualmente lo requieran; revisar los más de 150 sinónimos de prostituta, añadiendo esas mismas etiquetas; revisar las definiciones asimétricas (como mujer pública/hombre público); revisar las ausencias e incluir expresiones con perspectiva de género y amplio uso (“lenguaje sexista”, “violencia de género”…). Revisar los ejemplos desde una perspectiva de género (“Trapos: Prendas de vestir, especialmente de la mujer. Todo su caudal lo gasta en trapos”). Revisar la definición de “hombre” (que incluye “mujer”, lo que da lugar a frases como “Mi madre es un hombre listo”). Y ordenar la aparición de palabras alfabéticamente (por ejemplo, maestra/o). 

Ahora se focalizan en la primera de las reivindicaciones y demandan a la RAE que incluya la marca “sexista”, y la añada en aquellas definiciones o acepciones que corresponda. Hay términos en nuestro idioma que tienen esa connotación y conocerlo es de gran utilidad para las personas que los emplean, ya que indica la intención de la persona hablante así como su valoración respecto al mensaje: términos como “zorra”, “perra”, “fulana”, “lagarta”, “mujer del partido”, “mujer pública”, entre muchos otros. 

Y como “Entre las tareas de la Academia relativas al buen uso del español está la de recomendar y desestimar opciones existentes en virtud de su prestigio o su desprestigio entre los hablantes escolarizados” (punto 1.2. del Informe citado), con la inclusión de la marca “sexista” estaría dando cumplimiento a esta tarea. 

Visto 308 veces