La artesana Genoveva Hita compaginó el baile con la artesanía hasta que en 2019 se lanzó a  “pintar sobre la piel con lienzos de seda”, siendo su primer pedido dos diseños para el exclusivo armario de una princesa de Arabia Saudí. La artesana Genoveva Hita compaginó el baile con la artesanía hasta que en 2019 se lanzó a “pintar sobre la piel con lienzos de seda”, siendo su primer pedido dos diseños para el exclusivo armario de una princesa de Arabia Saudí.

Genoveva Hita, artesanía desde Guadalajara en seda y moda para princesas Saudíes

La artesana Genoveva Hita de Guadalajara comenzó en el mundo de la pintura en el taller de su madre, que era ceramista, cuando ella era solo una niña  “desde pequeña  he tenido conexión con el arte”, nos cuenta. Estudió danza clásica y danza española, siendo bailarina y compaginando esta disciplina con la artesanía, aunque fue hace tres años  cuando se volcó en su taller de lienzos de seda pintados a mano para después hacer piezas únicas de moda y decoración.

Desde entonces ha trabajado dando a conocer su empresa artesana de Castilla-La Mancha  “Genoveva Hita” en ferias y desfiles, aunque todo cambió con la pandemia y, como tantas empresas, se ha volcado en el mundo online y gracias a la labor que está desarrollando  la Dirección General de Turismo y Artesanía de Castilla La Mancha fomentando, publicitando y comercializando la artesanía. Ferias y desfiles que dejaron huella en esos primeros años en el evento de moda “Spanish Arab Fashion Week” en el Palacio de Fernán Núñez (Madrid), y en la exposición “Encounters” en Doha  (Qatar).

Uno de sus primeros pedidos fue para una princesa de Arabia Saudí. “La primera venta la hice en 2019 para una princesa de Arabia Saudí que me contactó, me compró dos piezas y me dio muchísima confianza, pues estaba empezando. La artesanía va dirigida a todos los públicos, pero también a unos perfiles muy determinados pues el artesano deja en sus piezas parte de él de su alma; en el fondo es algo único y exclusivo, estás comprando una joya”.

“Es como llevar un cuadro en tu piel”

“Mi profesión como bailarina, esa forma de expresarme,  de transmitir sentimientos, lo he trasladado a la seda”, afirma Genoveva. “La seda tiene una versatilidad, una cadencia, una caída que hace las piezas diferentes, especiales. Es pintar un cuadro y luego convertirlo en ropa, en un collar, en pendientes… son piezas únicas y exclusivas. Mis clientas dicen que cuando se ponen la seda se sienten especiales, saber que llevan una pieza única es como llevar un cuadro en tu piel”.

“Lo que hago en mi taller es comprar la seda natural blanca, la tenso en un lienzo y le aplico diferentes técnicas para pintarla a mano. Luego las convierto en cuadros, piezas de vestir o complementos. Y esa es la magia, que creas algo atemporal, un fondo de armario exclusivo para toda la vida”.

Visto 990 veces