La sangre de cordón umbilical donada en Guadalajara ha facilitado 12 curaciones

La sangre de cordón umbilical donada en Guadalajara ha facilitado 12 curaciones

Durante el pasado año, el Hospital de Guadalajara remitió 61 muestras de sangre de cordón umbilical al Banco Público de Cordón Umbilical ubicado en Málaga. Con las muestras donadas en el Hospital de Guadalajara, se ha posibilitado la curación de doce personas en distintos países desde el año 2009.

Esto supone un aumento de un 20% respecto a 2014, cuando se remitieron 51 muestras recogidas en el hospital guadalajareño. A nivel regional, también se percibe un aumento, pasando de 235 unidades en 2014 a 267 en 2015, si bien el año con mayor número de envíos fue 2010, con 792 muestras remitidas.

El Banco Público de Cordón Umbilical recoge, procesa y almacena desde 2009 las muestras procedentes de hospitales castellano-manchegos, junto a las remitidas por centros andaluces y murcianos. 

Pilar Gómez Maldonado, responsable del sistema de Gestión de Calidad en el Banco de Málaga, destaca que Guadalajara es un hospital con una alta tasa de envíos y, a nivel regional, ha incidido en que Castilla-La Mancha cuenta con el porcentaje de procesamiento más alto, de modo que alrededor de la mitad de las muestras resultan válidas para ser procesadas y potencialmente utilizadas.

En este sentido, resulta fundamental informar a las futuras madres sobre esta opción, una información que se ofrece mayoritariamente en las clases de preparación al parto y que las futuras madres deben solicitar antes del mismo.

Al respecto, Gómez Maldonado ha subrayado la “enorme implicación” demostrada en el Hospital de Guadalajara por la ginecóloga Ana Zamora, además de las matronas Daría Flores Sánchez y Concepción Mur Figuera.

Cómo realizar la donación

La sangre se recoge tras el nacimiento y no entraña riesgo alguno para la mujer o el recién nacido. Consiste en realizar una punción en el cordón mientras la placenta aún está en el útero, y no prolonga el tiempo que permanece la madre en el paritorio: un gesto que evitar que el cordón acabe en la basura y que ofrece una posibilidad de curación a una persona enferma. 

Para ser donante de sangre de cordón umbilical, los padres deben suscribir previamente un consentimiento y realizar una entrevista clínica. La madre debe ser mayor de edad, no estar incapacitada jurídicamente, tener un embarazo controlado y que carezca de antecedentes de enfermedades transmisibles.

La sangre de un Banco Público puede ser utilizada para cualquier paciente que lo requiera. Contiene células madre especializadas en la renovación de las células sanguíneas, y en determinados pacientes con la médula ósea enferma, el trasplante de sangre de cordón umbilical les permite producir nuevas células sanguíneas sanas. 

Este tipo de trasplante está indicado para personas con enfermedades congénitas o adquiridas de la médula ósea, en muchos casos niños, y es posible la regeneración de la médula ósea por completo.

Visto 1325 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.