Durante el pasado año se atendieron las 313 solicitudes comunicadas por Cruz Roja en la provincia de Guadalajara. Durante el pasado año se atendieron las 313 solicitudes comunicadas por Cruz Roja en la provincia de Guadalajara.

Las ayudas contra la pobreza energética llegaron el pasado año a 1.175 personas en Guadalajara

Las ayudas del Gobierno regional contra la pobreza energética llegaron el año pasado a un total de 1.175 personas de la provincia de Guadalajara, de las cuales 581 son menores de edad.

El plan del Gobierno regional se puso en macha en 2016 y fue en su momento pionero en España. La iniciativa nació con el doble objetivo de dar ayudas económicas para combatir la pobreza energética y paralizar los cortes de suministro energético que se pudieran producir en cualquier hogar de la región.

La primera parte del Plan se desarrolla mediante un convenio de colaboración con Cruz Roja que ha sido recientemente renovado y que este año ha duplicado su presupuesto, ampliándolo a un millón de euros.

Durante el pasado año se atendieron las 313 solicitudes comunicadas por Cruz Roja en la provincia de Guadalajara. Del total de esas ayudas, 209 corresponden a unidades familiares que ya recibieron alguna ayuda el año anterior y las 104 restantes accedieron a ellas durante 2020 por primera vez.

Desde la puesta en marcha de este Plan se ha destinado en la provincia 369.300 euros en ayudas, que han permitido atender a 2.462 unidades familiares, lo que supone más de 7.600 personas, de las que cerca de 3.500 tenían menos de 16 años.

La renovación del convenio con Cruz Roja se firmó el pasado mes de febrero y desde entonces se han atendido ya en Guadalajara a 107 personas, de 29 unidades familiares, que ya han recibido 4.500 euros en ayudas.

El Plan de Pobreza Energética también contempla ayudas para evitar cortes o reponer el suministro energético, a través de convenios de colaboración entre la Consejería de Bienestar Social y diferentes empresas suministradoras de energía.

Desde 2016 se han tramitado 41 ayudas para la reposición de suministro en la provincia y 115 más para evitar el corte del suministro. Entre ambas líneas se ha dado respuesta a 452 personas.

La delegada de Bienestar Social, Inmaculada Tello, ha incidido en “la firme voluntad del Gobierno regional de atender las necesidades básicas de las personas para que ninguna se quede atrás en el futuro que queremos para la ciudadanía de Castilla-La Mancha”. “Por eso este Gobierno ha sido pionero en la puesta en marcha de este tipo de ayudas, porque si algo nos caracteriza es la cercanía a la gente y la decisión firme de trabajar por mejorar la calidad de vida de cada habitante de nuestra provincia, voluntad especialmente trascendente en un momento como el que estamos atravesando a nivel mundial”, ha añadido Tello.

Visto 369 veces