retransmisión por internet de una de las misas de la Diócesis. retransmisión por internet de una de las misas de la Diócesis.

Reapertura de las iglesias para celebrar misas

Con fecha de 9 de mayo de 2020, el obispo diocesano, Atilano Rodríguez, ha publicado un decreto por el que autoriza la apertura de los templos de la diócesis para reanudar las celebraciones públicas, suspendidas desde el 15 de marzo por otro decreto episcopal. Los párrocos han de tener presentes en las celebraciones aquellas medidas de prevención estipuladas por la autoridad civil, que se observarán según las propuestas de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española. 

Este mismo decreto mantiene la dispensa de cumplir el precepto dominical y recomienda comportamientos prudentes a las personas de riesgo, enfermas y mayores, que pueden seguir las misas a través de diversos medios de comunicación y digitales, como se ha hecho habitual durante el tiempo de confinamiento. 

Las primeras muestras de la reapertura de las parroquias se advierten desde el lunes 11, así como también las medidas de distancia, higiene y fórmulas litúrgicas que hay que seguir observando. A la entrada de los templos se han fijado carteles con las normas y consejos, que regirán con especial necesidad desde la misa del domingo 17.

Reapertura de la Curia y ayudas a los párrocos 

El lunes 11 y a través de medios digitales, el vicario general, Agustín Bugeda, ha remitido a los sacerdotes diocesanos una nota en que trata algunas medidas de prevención y actuaciones en la fase recién iniciada. Principalmente reafirma las prescripciones a observar en las celebraciones según las indicaciones de la CEE: establecer un 30% del aforo del templo, regular la participación en las misas exequiales y en los responsos, así como en la ceremonia de enterramiento, según los porcentajes obligatorios.

Insiste con especial mención en no precipitar ni forzar la vuelta a las misas dominicales en las comunidades rurales por el predominio de personas mayores. Propone diversas ayudas a las parroquias depauperadas para realizar las restauraciones que planeaban y para la subsistencia diaria. Informa sobre la Casa Sacerdotal, que va recobrando normalidad en su interior pero que sigue cerrada para recibir visitas y para la salida de los residentes. Aconseja que los sacerdotes no celebren encuentros ni retiros durante el mes de mayo. Y notifica, entre otros extremos más particulares, que los despachos del Obispado y de la Curia vuelven a estar abiertos al público en su horario habitual de 10:00 a 14:00 horas.      

Visto 444 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.