El servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha organizado equipos para la asistencia a pacientes que precisan fisioterapia respiratoria y motora debido a la debilidad adquirida en la Unidad de Cuidados Intensivos (DAUCI) tras padecer Covid-19.

Publicado en Sociedad