El secretario general de CCOO, la secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco, y el secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa, han participado esta mañana en Guadalajara en una asamblea con 400 delegados y delegadas sindicales. El secretario general de CCOO, la secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco, y el secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa, han participado esta mañana en Guadalajara en una asamblea con 400 delegados y delegadas sindicales.

Unai Sordo hace un llamamiento a reeditar el éxito de la movilización del 8 de marzo

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha realizado un llamamiento a reeditar el éxito de la movilización del 8 de marzo. “Tiene que ser una movilización histórica, como lo fue el año pasado”, ha manifestado en una asamblea con 400 delegados y delegadas esta mañana en Guadalajara. 

“La lucha contra la discriminación y las desigualdades no es una batalla exclusiva de las mujeres, es una batalla de todas aquellas personas que creemos que la igualdad de las mujeres no solo es justa sino que nos hace mejores a todos y a todas”, por lo que CCOO sigue trabajando para que se modifiquen ya las reformas que han extendido la pobreza con “rostro de mujer”. En este sentido, defendió la modificación de la reforma laboral por decreto ley, que es una fórmula "perfectamente democrática, aunque no sea la más deseable". 

“No hay derecho que se herede, no hay batalla ganada para siempre, hay que seguir en la pelea del discurso y de la hegemonía de las ideas”, ha explicado Unai Sordo, que ha criticado con rotundidad a “la derecha sin complejos” que lanza discursos políticos impropios de un país moderno. No es de recibo que el secretario general de un partido – en alusión a Pablo Casado - se atreva a “vincular la caja de las pensiones con la tasa de natalidad y con el derecho al aborto”.

Por eso el 8 de marzo es importante, y no es una batalla exclusiva de las mujeres, sino de todos los que creemos que “la igualdad de las mujeres no solo es justa sino que nos hace mejores a todos y a todas”, afirmó. 

Además, señaló, “siendo importantes los hitos, son muy importantes los procesos: 8 de marzo son todos los días, y como sindicato tenemos que estar peleando contra las desigualdades, centro de trabajo a centro de trabajo, discriminación a discriminación, desigualdad a desigualdad”. “Esto se hace estando en las empresas, a través de los planes de igualdad, convenio a convenio”, incidió.

“El 8-M queremos confluir con el movimiento feminista, del que formamos parte, pero también actuar desde nuestra especificidad, desde nuestra propuesta porque el mundo laboral es determinante para acabar con la desigualdad que provoca la brecha salarial o la contratación parcial que ocupa fundamentalmente a mujeres”, explicó.

La lucha contra la desigualdad y la discriminación económica y laboral es una prioridad de la acción sindical de CCOO, como lo es conseguir una modificación sustancial de la reforma laboral que aprobó por decreto ley el gobierno del PP en 2012. A este respecto, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, criticó el "cinismo" de los partidarios de que algunas medidas de la Reforma Laboral no se aprueben por decreto ley. “Es un trámite perfectamente democrático aunque no sea el deseable", dijo. "Después de estar intentando derribar la acción legislativa y la legislatura, asombrarse de que se recurra al decreto ley ahora, me parece de un cinismo absoluto", ha apostillado tras recordar que todas las reformas de la devaluación interna, la fiscal, la laboral, la de pensiones, se han hecho por la vía del real decreto ley y ha asegurado que tampoco ha oído a la organización empresarial "protestar" por esa fórmula legislativa.

El secretario general de CCOO ha afirmado que “hay que introducir una agenda social que hable de los problemas de las personas y el Ejecutivo tiene la posibilidad de hacerlo. La gente no come banderas come con el salario que se lleva a casa, y si a alguien que tiene un contrato de cuatro horas se lo alargan a ocho eso es lo que le va a permitir tener una vida digna”.

Por su parte, la secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO ha remarcado que este 8 de marzo “volveremos a tomar las calles para exigir igualdad, respeto, una legislación que nos proteja y que no nos degrade, seguiremos luchando contra la precariedad, la desigualdad y la violencia”.

“La lucha de las mujeres no comenzó un 8 de marzo, solo se visibilizó, y la lucha de las mujeres no va a acabar un 8 de marzo, nuestra lucha se hace durante los 365 días del año. El 8 de marzo del año pasado fue un ejemplo de movilización, de reivindicación y de lucha, fue sobre todo un hasta aquí, las mujeres fuimos capaces de marcar esa línea roja que no queremos volver a traspasar, porque llevamos muchos siglos soportando”. 

“No podemos seguir avanzado sin luchar, a cada paso que nosotras vamos a dar van a intentar que demos dos atrás, pero rendirse en ningún caso es una opción”, ha aseverado Elena Blasco, a la vez que ha dejado claro que “no vamos a tolerar que ni el trabajo se está haciendo ahora ni el que se ha hecho durante muchísimos años sea empeñado por esa rancia panda de apolillados machistas, no vamos a permitir ningún retroceso. Es el momento de exigir cosas por derecho, exigir empleos de calidad, salarios dignos, derechos laborales y sociales y de exigir igualdad”.

Por ello, ha insistido en el llamamiento a que el próximo 8 de marzo “salgamos a las calles y las tiñamos de violeta”.

Por otro lado, el secretario general de CCOO CLM ha manifestado que “perseguir la igualdad radical entre hombres y mujeres nos compete directamente, llevamos décadas, la pelea en los centros de trabajo, en la calles, en las administraciones siempre ha sido una prioridad para nosotras y nosotros. Es importante marcar hitos, hay aspectos esenciales para que la igualdad sea una realidad, para que no sea solo una entelequia, que no sea una pose, ni siquiera un lenguaje aprendido”.

Paco de la Rosa ha denunciado que “el mundo del trabajo es especialmente cruel y machista para con las mujeres, que tienen condiciones laborales más precarias, sufren brecha salarial, tienen mayores dificultades para acceder a puestos de responsabilidad, no tienen carreras prolongadas… 

Por ello, “nuestro papel es esencial para cambiar el sistema de relaciones laborales, porque ser una ciudadana de pleno derecho tiene mucho que ver con ser un trabajadora también de pleno derecho”.

Por último, el secretario regional de CCOO ha hecho hincapié en que “si pretendemos alcanzar la igualdad radical, tenemos que conseguir que este Gobierno cumpla su palabra y sea capaz de corregir la reforma laboral, que a quien más daño ha hecho ha sido a las mujeres”.

Visto 327 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.