El perrito (Roy) tiroteado por el cazador, es un bodeguero blanco de 7 kilos  y tras el suceso tuvo que ser ingresado  en estado muy grave, en un Centro veterinario de urgencias de Guadalajara donde finalmente tuvo que ser amputada una de sus patitas. El perrito (Roy) tiroteado por el cazador, es un bodeguero blanco de 7 kilos y tras el suceso tuvo que ser ingresado en estado muy grave, en un Centro veterinario de urgencias de Guadalajara donde finalmente tuvo que ser amputada una de sus patitas.

Cinco meses de cárcel para el cazador que disparó a un perro cerca del Atance

El Juzgado de Penal Número 2 de Guadalajara condena a 5 meses de prisión y a 15 meses para la tenencia y trabajo con animales, al cazador Jose Luis A.S.A, por disparar a Roy, un perrito blanco de raza bodeguero, de menos 7 kilos de peso.

La protectora El Refugio, tras la llamada de Esperanza y Jorge, dueños de Roy, se traslada al lugar de los hechos, personándose posteriormente como acusación en el Juzgado de Instrucción.

Los hechos suceden el domingo 7 de junio de 2015, cuando una pareja de jóvenes vecinos de Sigüenza, Esperanza y Jorge, pasean tranquilamente con un amigo, junto a sus dos perritos por un camino aledaño al embalse de Atance, en el término de Huérmeces del Cerro (provincia de Guadalajara). Según declararon los denunciantes, apareció un cazador que disparó contra su perro Roy. El perrito comenzó a chillar angustiosamente por el tiro recibido, y los jóvenes increparon al cazador que se identificó como José Luis A.S.A. dueño del coto de caza del Atance (Huérmeces del Cerro). El cazador de 74 años de edad, residente en Madrid, tras disparar a Roy, increpó a los jóvenes con las siguientes palabras: “Coged al otro perro, que si no lo mato también. Y matad a éste, que según lo he dejado…”.

Según consta textualmente en la sentencia de 9 folios: “Tras disparar al animal y cuando aparecieron los dueños del mismo con otro perro, el acusado les dijo que lo sujetara, que le podía pasar lo mismo que al otro”.

“La perito Marta L. P., declara que asistió a un perro llamado “Roy” entre el 7 y el 18 de junio de 2015. El perro estuvo 6 días hospitalizado. Ratifica su informe. Le tuvieron que amputar la pata porque la fractura del fémur no era operable, el tejido había desaparecido y no era posible hacer una reconstrucción. Indica que la herida que presentaba el animal es compatible con un disparo de arma de fuego; no sabe qué tipo de arma. Tuvieron que amputarle la pata porque el tejido estaba muerto. Esta lesión compromete la calidad de vida del animal y le condena a vivir cojo toda la vida”.

Tras los hechos, la pareja y su amigo, que se encontraban en estado de shock, tuvieron que recorrer 80 kilómetros hasta llegar a la clínica veterinaria de urgencias de Guadalajara, donde pudieron ingresar a Roy. Según el informe veterinario, Roy ingresa en estado muy crítico, con una gran herida en su pata posterior derecha, compatible con herida de arma de fuego, puesto que presentaba un gran agujero de entrada y salida. El tiro provoca la pérdida de la práctica totalidad del paquete muscular, y finalmente hubo que amputar la pata de Roy. El perro pasó tres días en estado muy crítico, en los que los veterinarios temieron seriamente por su vida, y aun hoy, arrastra secuelas.

“Lo que ha sucedido es terrible, que vayas paseando tan tranquilo con tu perro por el campo y aparezca un cazador armado que dispara a tu perro sin mediar palabra, y además te amenaza, es demencial. Desde El Refugio celebramos la condena de 5 meses de cárcel”.  Declaró Nacho Paunero, presidente de El Refugio.

La protectora El Refugio, que ya ha conseguido anteriormente condenas de cárcel para cazadores imputados por el mismo delito, está personada en la causa como Acusación.

Visto 412 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.