Nota de prensaCuatro personas han sido detenidas y una quinta es investigada por su presunta relación en la distribución de estos productos mediante la técnica denominada dropshipping. Nota de prensaCuatro personas han sido detenidas y una quinta es investigada por su presunta relación en la distribución de estos productos mediante la técnica denominada dropshipping.

Desarticulada una banda en Madrid y Guadalajara que obtuvo más de 400.000 euros con artículos falsos

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Agencia Tributaria, han detenido a cuatro personas como presuntos miembros una organización criminal dedicada a la comercialización, a través de páginas web y perfiles de redes sociales, de artículos que reproducían marcas de reconocido prestigio. La intervención ha permitido la incautación de muestrarios de productos falsos y accesorios para la venta, procediéndose a la cancelación de 14 cuentas y al bloqueo de  páginas web y de varios perfiles de redes sociales.

Las investigaciones comenzaron durante el pasado mes de abril, cuando se tuvo conocimiento de la existencia de una página web y de varios perfiles en redes sociales que eran utilizados como medio para publicitar artículos, principalmente bolsos y prendas textiles, que reproducían marcas de reconocido prestigio para su posterior comercialización ilícita. 

Las gestiones de investigación permitieron comprobar que los artículos eran distribuidos a través de la técnica denominada dropshipping, que consiste en la suscripción de un contrato entre un fabricante o proveedor y una empresa o particular para publicitar y vender productos, falsos en este caso, a través de redes sociales y páginas web. En dicha transacción, el particular o la empresa se queda con una comisión por facilitar la venta, sin que el producto vendido llegue a pasar por su mano, pues es remitido directamente por el fabricante al cliente.

Un pequeño muestrario para enseñar los productos

Para que se lleve a efecto, los clientes, tras realizar el pago de compra,  facilitaban a los responsables de las páginas o perfiles su filiación y dirección de envío a través de un formulario. Esta información era  remitida posteriormente a los fabricantes o proveedores de origen chino, quienes se encargaban de remitir el producto directamente al cliente a través de empresas de transporte. Tras la recepción del pedido y preparación y envío del producto, el proveedor enviaba a su asociado, responsable de la página, el número de seguimiento, información que era facilitada posteriormente al cliente. Con el fin de poder enseñarlos o realizar la venta directa, los miembros de la organización poseían un pequeño muestrario de artículos, que se utilizaba también para publicitar el producto en las redes sociales.

Con toda esta información, se practicaron cinco registros en domicilios ubicados en Madrid y en las localidades guadalajareñas de Azuqueca de Henares y Villanueva de la Torre, en las que los agentes intervinieron 80 productos falsificados, en concreto, bolsos, carteras, cinturones, prendas textiles, calzado y accesorios para su venta, dispuestos para su comercialización. Se procedió, además, al bloqueo de 14 cuentas bancarias, cuyo análisis permitió conocer que esta organización obtuvo más de 400.000 euros de beneficio en el último año, que habrían sido empleados en la adquisición de vehículos de lujo e inversión en inmuebles, entre otros.

Durante la operación se procedió a la detención de cuatro personas por su presunta participación en los hechos y se tomó declaración otra persona más como investigada no detenida.

Visto 282 veces