Detenido un grupo criminal itinerante por hurtos de teléfonos en comercios

Detenido un grupo criminal itinerante por hurtos de teléfonos en comercios

La Jefatura Superior de Policía de La Rioja ha informado hoy sobre la detención de un grupo criminal itinerante, formado por tres hombres de nacionalidad rumana y especializado en hurtos de terminales telefónico en comercios, de los que cometieron en Guadalajara y tres en Logroño.

La Jefatura, en una nota, ha indicado que la investigación comenzó a finales del pasado mes de marzo, tras varias denuncias presentadas, lo que permitió comprobar que un grupo organizado, con una gran movilidad por España, cometía hurtos en establecimientos comerciales de Logroño.

El dispositivo policial desplegado permitió localizar un vehículo que circulaba por la calle de la Estambrera, ocupado por tres varones y que estacionó en doble fila.

Uno de los ocupantes entró en un establecimiento con un folio en la mano; mientras que otro vigilaba en las inmediaciones y el tercero permanecía en el vehículo con el motor en marcha para facilitar la huida en caso de ser sorprendidos por los empleados.

Los agentes, tras un discreto seguimiento, comprobaron que esta operación era realizada en varios comercios de la zona, por lo que interceptaron el vehículo e identificaron a sus ocupantes, a quienes detuvieron.

Los detenidos son tres hombres de nacionalidad rumana, con edades entre 21 y 28 años, residentes fuera de La Rioja y a uno de ellos le consta en vigor una requisitoria por un delito de hurto en Guadalajara.

Estas tres personas formaban parte de un grupo criminal itinerante, con gran movilidad geográfica, como así lo demostraban las diferentes detenciones en otras provincias y el hecho de que, en el interior del vehículo, había tres pequeñas maletas de viaje, preparadas con varias prendas de vestir para cambiarse.

Estaban especializados, principalmente, en el hurto de terminales móviles de alta gama y otros objetos de valor; y su forma de actuar consistía en visitar varios comercios de la ciudad a la que se desplazaban.

Uno de ellos entraba en el comercio y, con cualquier excusa, llamaba la atención de los dependientes o encargados con un folio en blanco, denominado "muleta", con lo que lograba distraerlos y hacerse con los teléfonos u objetos de valor depositados en los mostradores de los establecimientos.

Las diligencias instruidas y los detenidos fueron puestos a disposición judicial, que decretó su libertad con cargos.

Visto 2262 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.