El sobrino, presunto autor de los crímenes de Pioz, tendrá que ser juzgado en Brasil

El sobrino, presunto autor de los crímenes de Pioz, tendrá que ser juzgado en Brasil

Tras el anuncio de la apertura parcial del secreto de sumario en la investigación de los asesinatos de Pioz y las declaraciones del ministro Jorge Fernández Díaz aportando datos al respecto, la Comandancia de la Guardia Civil en Guadalajara ha comparecido ante la prensa para dar constancia de ciertos aspectos de la investigación que apunta como presunto autor de los cuatro crímenes a François Patrick, un joven sobrino del padre de la familia, Marcos Campos.

La Guardia Civil tuvo constancia de los hechos el 17 de septiembre por la noche, alertada por los vecinos y la seguridad privada de la urbanización La Arboleda de Pioz, que habían percibido fuertes olores en la vivienda. La localización de los cuerpos de la familia evidenciaba la gravedad de los hechos y se organizó inmediatamente un amplio equipo de investigación cuyo eficiente trabajo supuso que, al tercer día del hallazgo de los cuerpos, la Guardia Civil pudiese ofrecer al Juez 1 de instrucción de Guadalajara la sospecha sobre un individuo concreto, lo que derivó en una Orden Internacional de Detención que se emitió el día 22 de septiembre.

“No tenemos ninguna duda de la autoría, para nosotros el crimen está resuelto. François Patrick está en Brasil y ahora son las autoridades brasileñas las que procederán a su detención, no existe posibilidad de extradición y nosotros, pese a que vamos a continuar y continuamos investigando tenemos muy claro que existen multitud de indicios que implican a François Patrick en los hechos”, ha declarado esta mañana el Comandante Reina en el cuartel de Guadalajara.

El principal sospechoso está en Brasil y, aunque ha declarado allí ante la policía, aún no ha sido detenido. La Guardia Civil ha remarcado que cada país tiene sus cauces y procedimientos de actuación ante una Orden Internacional de Detención y suponen que las autoridades brasileñas le tienen localizado y esperan su detención. Desde España se está pendiente de “hacer una comisión rogatoria al juez para poder personarse la Guardia Civil en el país y llevar el caso de forma conjunta con Brasil”, ya que tal y como han explicado los agentes,  “los nacionales brasileños no son extraditables” por lo que la posibilidad de juzgar a Patrick en España se descarta.

Ni sicarios, ni crimen organizado

El Comandante Reina, responsable de la Guardia Civil en Guadalajara, ha destacado que “primero se recaba información y luego se van barajando las hipótesis” por lo que, a medida que han ido avanzando las investigaciones, se han ido descartando aquellas conjeturas que relacionaban el crimen con sicarios y bandas organizadas. “La familia que constituían Marcos y Janaína con sus dos hijos era un familia normal, trabajadora, humilde, que no tenían ningún tipo de relación con el crimen organizado” ha declarado Reina. La investigación, que sigue abierta, parte de la reconstrucción del perfil victimológico y del análisis del entorno familiar y amistoso de las víctimas, poniendo a la Guardia Civil tras la pista de un “quinto miembro de la familia”, François Patrick, un sobrino de Marcos.

Las pesquisas de la Guardia Civil para localizar a este individuo acaban en Brasil, donde el susodicho habría volado el día 20 de septiembre, 48h después de que se hiciera pública la aparición de los cadáveres, adelantando la fecha del vuelo que en un principio tenía previsto para el 16 de noviembre. Una de las líneas de investigación se centra entonces en François Patrick, joven de 19 años con antecedentes en su país por una agresión “muy violenta” a un profesor y que convivió con las víctimas durante cuatro meses en Torrejón de Ardoz, justo antes de que estos se mudasen a Pioz. La Guardia Civil ha destacado también el hecho de que Patrick en ningún momento contactó con las autoridades españolas o brasileñas para denunciar que su familia había sido asesinada. Multitud de indicios razonables y pruebas extraídas de esta investigación en torno a François Patrick le convierten a ojos de la Guardia Civil en el presunto autor de los crímenes.

Por otro lado, el perfil del autor de un crimen semejante señala a un sujeto con fuertes rasgos de psicoticismo, falta de apego a la vida, falta de afectividad, narcisismo o egoísmo, un perfil en el que, según han manifestado los agentes, Patrick “puntúa alto”.

En cuanto a la hipótesis de los hechos, la Guardia Civil plantea que los asesinatos se llevaron a cabo de forma secuencial, esto es, que “no se enfrentó a todas las víctimas de golpe” y, en lo relacionado al escenario del crimen, se confirma la aparición de los cuerpos en bolsas precintadas y una intencionalidad de hacer desaparecer indicios y pruebas. Sobre la autoría de los hechos, no se han detectado cómplices, colaboraciones o coautorías pero las líneas de investigación siguen abiertas al respecto.

Una investigación rápida y eficiente

Se ha destacado que la investigación lleva abierta solo dos semanas y que se ha recogido un volumen ingente de documentación, indicios y pruebas que todavía están pendientes de analizar y contrastar. Cuestiones como el análisis forense, que arrojará datos sobre la muerte, o las investigaciones relacionadas con el móvil del asesinato están aún siendo investigadas por lo que “no se puede decir con certeza que se trate de un crimen pasional”, tal y como apuntan numerosos medios, “lo más probable es que el móvil no tenga una sola causa única”, ha remarcado el Comandante Reina. Se ha recordado que mientras el secreto de sumario no se levante del todo hay datos de la investigación que aún no se pueden revelar y han solicitado paciencia y han agradecido cualquier tipo de información o dato de interés que se pueda aportar sobre el sospechoso y que debe ser comunicado a la Comandancia de la Guardia Civil en Guadalajara.

Visto 2749 veces