Servicio del Seprona de la Guardia Civil. Servicio del Seprona de la Guardia Civil.

Investigadas 5 personas en Zaragoza, Fraga y Guadalajara por maltrato animal

El Seprona ha abierto una investigación a cinco personas de Zaragoza, Fraga (Huesca) y Guadalajara por presuntos delitos de maltrato animal, falsificación documental y estafa en relación con el comercio internacional de animales de compañía.

Entre los investigados se encuentran los responsables de dos núcleos zoológicos ubicados en Fraga (Huesca) y Guadalajara, dos veterinarios y el gerente de un establecimiento de venta de animales de Zaragoza, han informado hoy fuentes de la Guardia Civil.

La investigación, bajo el nombre de Operación "Chira", comenzó tras recibir el Seprona varias informaciones y denuncias acerca de irregularidades cometidas en el núcleo zoológico de Fraga y en una tienda de animales de Zaragoza.

Dichas informaciones apuntaban a una diferencia entre la edad real de los perros y la que figuraba en los pasaportes aportados a las personas que los habían adquirido y a la presencia de parásitos en los canes que, supuestamente, habían sido desparasitados, circunstancia que provocó la muerte de varios animales después de haber sido adquiridos.

En la inspección que los agentes realizaron el pasado 26 de abril al núcleo zoológico de Fraga encontraron 182 canes vivos y se comprobó que existían un total de 26 cajones grandes de plástico que contenían 67 cachorros que, según su responsable, estaban disponibles para su venta.

Además, en el almacén de las instalaciones los agentes encontraron un número indeterminado de cachorros muertos congelados dentro de un arcón.

Igualmente, se realizó una inspección en la tienda de animales de compañía de Zaragoza en la que su responsable, al solicitarle la documentación sobre los perros que había vendido y que eran procedentes de la República Eslovaca, no pudo aportarla e indicó que la pediría a la empresa suministradora fragatina y, posteriormente, aportó facturas de una empresa con domicilio social en Guadalajara.

El Seprona pudo constatar, gracias a informes de distintas clínicas veterinarias y del Colegio de Veterinarios de Zaragoza, que no se correspondía la edad real de los perros importados de la República Eslovaca con la indicada en sus pasaportes.

Además, en el análisis de la documentación del núcleo zoológico de Fraga se comprobó la entrada de 413 cachorros -46 de los cuales habían fallecido- y encontraron numerosas irregularidades relativas al registro de estos animales en las bases de datos autonómicas y nacionales y en los pasaportes expedidos a los perros procedentes de Eslovaquia.

Por su parte, en la documentación aportada en la tienda de Zaragoza también se detectaron irregularidades en la expedición de pasaportes, además de otras relativas a vacunaciones antirrábicas realizadas en España anteriores a la entrada de los perros en el país.

Las diligencias instruidas han sido entregadas hoy en el Juzgado de Guardia de Zaragoza y no se descarta la posibilidad de que pudieran aparecer más personas afectadas.

Visto 1866 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.