La identificación fue practicada por Agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara pertenecientes al Grupo de Investigación y Análisis del Tráfico (GIAT) cuando se encontraban realizando labores de inspección y de control documental en la realización de los exámenes teóricos para la obtención del permiso de conducción de la clase B, en las aulas de la Jefatura Provincial de Tráfico de Guadalajara.

Los agentes, durante la labor de inspección realizada en la última convocatoria de examen, observaron que un opositor mostraba un extraño comportamiento que les infundió sospechas de que pudiera estar incurriendo en alguna irregularidad en la realización de su examen.

Por los hechos expuestos, los agentes con el fin de no interferir ni alterar el proceso de exámenes del resto de opositores, esperaron a la finalización de las pruebas para proceder a identificar del presunto autor de los hechos.

Realizadas las correspondientes averiguaciones se pudo determinar que esta persona de 50 años de edad y de nacionalidad China, no hablaba ni entendía el castellano, y que tras un registro del mismo portaba medios tecnológicos, consistentes en una cámara alojada en un pequeño agujero de la cazadora, un pinganillo y un teléfono móvil, mediante los cuales enviaba imágenes de las preguntas a otra persona que se encontraba en el exterior y le facilitaba las respuestas del examen.