La Guardia Civil de Guadalajara se ha incautado otros 300 kilos de níscalos recogidos de forma ilegal en la provincia, en la segunda actuación realizads en apenas cinco días, las primeras de la temporada de setas.