La Policía Nacional ha desarticulado una organización integrada por ciudadanos polacos y españoles asentada en las provincias de Madrid y Guadalajara que sustraía vehículos y los vendía por piezas a través de una empresa de venta de recambios Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, en el dispositivo han sido detenidas 13 personas y se han llevado a cabo nueve registros en los que se han recuperado 60 vehículos sustraídos e intervenido inhibidores, ganzúas y placas de matrícula, entre otros efectos.

Publicado en Sucesos