La Guardia Civil, en el marco de la operación Ro3buk, ha investigado a 23 personas pertenecientes a una trama de cazadores furtivos que manipulaba precintos de caza para posteriormente reutilizarlos. Se les imputan los supuestos delitos de Falsedad Documental,  contra la Flora, Fauna y Animales Domésticos (Furtivismo), Encubrimiento, Receptación y Grupo Criminal.Algunos de los investigados son cazadores y gestores de cotos de Guadalajara.

Publicado en Sucesos