La Guardia Civil de Toledo, con la colaboración de la Policía Nacional y con personal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, realizó el pasado día 27 de agosto una operación policial en un club de alterne de la provincia de Toledo. Estos reconocimientos se realizan con el principal objetivo de prevenir la trata de seres humanos y explotación laboral. Además, debido a la situación actual de crisis sanitaria, por parte de la Guardia Civil se está comprobando el eficaz cumplimiento de toda la normativa en lo concerniente al COVID-19.

Publicado en Sucesos