Le acusan de haber estafado 30.000 euros utilizando tarjetas de habitantes de El Casar. Le acusan de haber estafado 30.000 euros utilizando tarjetas de habitantes de El Casar.

Tres años y medio de cárcel para el cartero de El Casar que se apropió de tarjetas bancarias

La Audiencia Provincial de Guadalajara ha condenado a tres años y medios de cárcel al trabajador de Correos de El Casar, acusado de robar tarjetas bancarias y contraseñas del correo y estafar más de 30.000 euros. Esta sentencia se produce tras el veredicto de culpabilidad dictado por un jurado popular.

Según la sentencia facilitada por el TSCLM, se le considera autor penalmente responsable de un delito continuado de infidelidad en la custodia de documentos en concurso medial con un delito continuado de estafa, sin circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de 3 años y seis meses de prisión.

Además, se le condena a la pena de veinte meses de multa con una cuota de 10 euros diarios, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas; cinco años de inhabilitación especial para empleo o cargo público, así como inhabilitación para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, sin que proceda la suspensión de la ejecución de la pena.

Y deberá indemnizar al Banco Santander con el pago de 22.900 euros en concepto de responsabilidad civil, con la responsabilidad civil subsidiaria de la empresa de Correos.

El acusado negó los hechos durante su declaración: “Nunca me he quedado con una carta en la que detectara una tarjeta”, ha afirmado, a lo que ha agregado que lo ha pasado "muy mal y mi hija y mi madre y me han ofrecido negociar para no entrar en prisión, pero tengo muy claro que no me voy a declarar culpable de una cosa que no he hecho. Y si tengo que entrar en prisión, entraré”.

Por su parte, varios de los clientes del Banco Santander, todos ellos vecinos de El Casar, que fueron víctimas del robo de la tarjeta de crédito y estafa por parte supuestamente del trabajador de Correos, han declarado que nunca les llegó la tarjeta, que no les forzaron el buzón y le fueron sustraídos diferentes cantidades que posteriormente la entidad bancaria reembolsó.

Por su parte, el responsable de la investigación de la Guardia Civil ha declarado en la vista de este domingo que, durante la investigación, obtuvieron grabaciones de las cámaras de los cajeros donde se produjeron extracciones en las cuales aparecía un hombre que fue identificado sin duda alguna por la responsable de Correos de El Casar como su empleado y acusado en este juicio.

Los hechos que se juzgan tuvieron lugar entre junio de 2016 y abril de 2016 cuando el hombre, siendo trabajador de la empresa de Correos en la oficina de El Casar, sustrajo la tarjeta bancaria de la entidad Banco Santander remitida por correo postal y posteriormente se apropió ilícitamente de la clave secreta con el propósito de aprovecharse y beneficiarse a costa de lo ajeno, según el escrito Fiscal.

De este modo se le acusaba de cerca de un centenar de operaciones de sustracción de dinero en diversos cajeros automáticos de Madrid, Murcia, Almería o Málaga, entre otros, llegando a estafar una cantidad de 29.400 euros.

Visto 491 veces