Imagen de Facebook Marcos Nogueira y Janaína Santos Américo, la pareja descuartizada en Pioz. Imagen de Facebook Marcos Nogueira y Janaína Santos Américo, la pareja descuartizada en Pioz.

Un pariente de la familia asesinada en Pioz niega su relación con el narcotráfico

Un pariente de los cuatro miembros de una familia brasileña cuyos cuerpos aparecieron descuartizados en Pioz ha negado hoy que los asesinados tuvieran cualquier relación con el tráfico de drogas.

Los fallecidos eran Marcos Campos Nogueira y Janaína Santos Américo, ambos de 39 años, y sus dos hijos, una niña de cuatro años y un niño de un año, que nació en España. La pareja era oriunda de João Pessoa, capital del estado de Paraíba, en el noreste de Brasil, y se mudó a España hace tres años por una oportunidad de empleo para Nogueira, que trabajaba como gerente de un restaurante.

Un hermano de Marcos, Valfran Campos, dijo a la televisión Globo que es "absurdo" insinuar que la pareja estuviera relacionada con el narcotráfico, después de que una fuente oficial dijera que "todo parece indicar" que el asesinato se debe a "un ajuste de cuentas".

Los cuerpos de los cuatro miembros de la familia fueron localizados en un chalé de una urbanización de Pioz, en Guadalajara, a unos 60 kilómetros al este de Madrid, y se encontraban repartidos en varias bolsas. Según la Guardia Civil, el crimen se cometió hace por lo menos un mes por el estado de descomposición de los restos mortales.

El cuñado de Janaína, Eduardo Braulio, dijo al portal G1 que sus familiares en Brasil no sospecharon nada porque "a veces se quedaban sin comunicación" durante un tiempo y creían que, por haberse mudado recientemente, todavía no habrían instalado internet en casa. Según Braulio, el padre de Janaína tuvo una subida de tensión al enterarse de lo ocurrido.

Janaína usaba en las redes sociales los apellidos Diniz Diniz debido a su padre, según el cuñado.

Minuto de silencio en Pioz

Un grupo de vecinos se han concentrado hoy a las puertas del Ayuntamiento de Pioz  para recordar a la familia asesinada cuyos cuerpos aparecieron el domingo descuartizados en un chalé de la urbanización La Arboleda.

El alcalde de Pioz, Ricardo García, ha explicado a Efe que se han acercado "bastantes vecinos" teniendo en cuenta que en el pueblo viven apenas 100 ó 200 personas fijas y el resto son vecinos "de segunda residencia".

El alcalde ha asegurado que el pueblo "sigue consternado" por el trágico suceso. "Estamos deseando que pase un poco el tiempo y la situación se normalice", ha manifestado el alcalde, quien ha añadido que no conocía a la familia, si bien "estaba empadronada desde hacía un par de meses"."Estamos sobrecogidos, más cuando la tragedia afecta a dos pequeños y ha sido todo tan tremendo", añade.

En cuanto a la investigación judicial, Ricardo García ha indicado que no ha tenido información de la Guardia Civil y lo que conoce es por los medios, y ha añadido que espera que poco a poco este pequeño municipio vaya recuperando la normalidad tras el cruel asesinato.

Fuentes de la investigación, en la que participan efectivos de la Guardia Civil de Guadalajara y Madrid, apuntan a que los fallecidos "estarían huyendo de alguien" y señalan a un "ajuste de cuentas" realizado por "profesionales" como la causa de los asesinatos.

El juzgado número 1 de Guadalajara es el encargado de las diligencias previas y ha decretado el secreto de sumario.

Ayer y hoy han sido decretados de luto oficial en el municipio en señal de duelo

Visto 3214 veces