Costillas de cerdo con miel

Como es época de matanza y, además, llega otra racha de frío, vamos a proponer una receta que combina el fantástico cerdo (como reza el dicho: del cerdo, hasta los andares) con la miel, para reforzar la garganta. Quien prueba estas costillas, repite. En su contra, tiene muchas calorías.

Ingredientes para 4 personas:

1 kg. costillita de cerdo
1 taza de miel
3 cuchara jerez
4 cucharadas salsa de soja
2 cucharaditas mostaza de dijon
2 cucharadas aceite de oliva
4 dientes ajo

Elaboración de las costillas:

El secreto para que la receta quede buena es macerar bien la carne. Por eso, preparamos primero el adobo para las costillas. En un bol, mezclamos las tres cucharadas de jerez con otras tantas de salsa de soja.

Una vez se consigue la mezcla, se introducen en el bol las costillas, impregnándolas por completo. Después, se tapa y se mete en el frigorífico durante una hora.

Hasta que la carne esté lista, realizamos la salsa. En un cuenco o similar, se mezcla la taza de miel con una cucharada de soja, dos cucharadas de mostaza de Dijon y un poquito de agua.

En una sarten grande, se saltean los 4 dientes de ajo, que queden poco fritos. Pasada la hora, se sacan las costillas del adobo, se las limpia un poquito y se fríen unos minutos. Con el fuego fuerte, se añade la mezcla de miel y soja y se deja unos 8-10 minutos hasta que las costillas estén bien hechas.

Hay quien prefiere meterlas al horno, cuando el costillar está sin partir, en lugar de freírlas. El proceso de maceración es el mismo, sólo que, al sacarlas del adobo, se meten en el horno en una fuente de barro, hasta que estén hechas.

Si quedan un poco secas, se mezclan dos cucharadas de miel con la salsa de las costillas y un poco de agua, se vierte por encima de las costillas y se mete en el horno unos 5-10 minutos y listo para mojar pan.

Visto 18879 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.