Gazpacho con picotas

Es verano, hace mucho calor y no apetece comer casi nada y menos aún si nos tenemos que meter en la cocina y encender el fuego. Por eso, vamos a hacer una propuesta que no necesita fuego, es refrescante y se hace en un pispás. Es gazpacho, pero con una pequeña diferencia, animamos a introducir picotas o cerezas en la mezcla.

Ingredientes (4 personas):

300 g de cerezas o picotas
Medio kilo de tomates maduros
1 pimiento verde
1 diente de ajo (a más ajo, más picante)
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de vinagre balsámico
¼ litro de zumo de naranja
¼ litro de agua helada o cubitos de hielo
Sal

Elaboración:

La parte más trabajosa es quitar los huesos a las picotas, así que, empezamos por ahí. Luego, seguimos con los tomates, si queremos que quede el gazpacho más suave, se les puede quitar la piel. Un truco para que sea fácil separarla es 'asustar' al tomate en agua caliente y luego, pasamos la hoja de un cuchillo afilado al revés, así se levanta y luego, es más fáil retirarla. Si se desea, también se pueden quitar las pipas.

A continuación, se trocean el resto de ingredientes: ajo y pimiento. Si queremos que tenga más sabor, se pueden mezclar todos estos infredientes con el zumo de naranja y lo dejamos macerando en el frigorífico aproximadamente una hora.

El siguiente paso es añadir a la mezcla un chorrito de vinagre balsámico, sal y aceite de oliva virgen extra. Se pasa todo por la batidora. Se prueba y condimenta al gusto. Si queremos que quede más fino, se puede pasar por el chino. Los hielos se añaden al final, triturados con la batidora también, justo antes de servir.

Se puede servir acompañado por guarnición, trocitos de pepino muy pequeños o de pimiento verde. Hay quien prefiere trocitos de pan frito. Eso ya, a gusto del consumidor.

Visto 4821 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.