Las torrijas trillanas

Las torrijas son el postre típico de la Semana Santa, en Trillo y en toda la Alcarria. Junto a las rosquillas, se encargaron de endulzar el ayuno de carne de antes. Como migas o gachas, son muy fáciles de hacer, y al igual que ellas, son muy sabrosas. La sencillez de sus ingredientes y la calidad con la que se dan en Trillo, las hizo un manjar delicioso, de esos a los que el candor les da su autenticidad.  Antes solían cocinarse el domingo de ramos, como golosina o sobremesa de la vigilia, puesto que aguantan varios días en la bandeja. Hay quien dice que están mejor dejándolas reposar unos días. A otros les gustan calentitas, recién salidas del aceite cuando el azúcar y la canela se funden con la miga del pan.  Va en gustos.

Isabel Muñoz cuenta que antes las hacían con un pan de kilo y medio, de aquellos que se compraban en las tahonas de Trillo.  Como en el caso de las migas, había que dejarlo endurecer durante unos días, “tres o cuatro por lo menos”, explica nuestra cocinera.  Para que cogiera esa forma tan típica de la Semana Santa trillana, Isabel lo cortaba en cuadrados.
 
Antes, en todas las casas había miel, así que una de las variedades más suculentas de las torrijas, es la que utiliza lo que hacen las abejas con nuestros romeros y espliegos. Isabel siempre la ha utilizado en su receta. Para empezar, en una bandejita apropiada, la cocinera disuelve unos dedos de aguamiel.  “Entonces, vuelta y vuelta, empapo el pan en la mezcla hasta que rezuma”, va explicando. Una vez que la miga se ha contagiado bien del dulce, hay que rebozar cada rebanada en huevo batido, al mismo tiempo que una sartén honda calienta bien aceite de girasol abundante, más adecuado a este propósito que el de oliva.

“Después de sacarlas de la sartén las vuelvo a rebozar en el agua de miel, y les doy un toque de canela al final”, termina Isabel.  Por cambiar, en otras ocasiones Isabel las hace empapándolas en leche, en lugar de aguamiel, que le da al pan una consistencia parecida a la de la crema pastelera, e incluso en vino azucarado, también muy trillanas.
Visto 1901 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.