REDACCIÓN

REDACCIÓN

Los pasos del Cid por la provincia de Guadalajara vuelven a ser andados hoy día por muchos que recorren las rutas que realizó el Campeador, ya no en busca de las tropas moriscas o camino del destierro sino como un placer para los sentidos, alimentados de la belleza de los parajes naturales que les acompañan o en forma de arquitectura típica monumental y, por qué no, como oportunidad de conocer la gastronomía popular de la zona.