Las fiestas patronales de invierno de Sigüenza, declaradas de Interés Turístico provincial, conmemoran la Reconquista de la ciudad a los musulmanes el 22 de enero de 1194, fecha en la que el obispo francés, Bernardo de Agén, asaltaba el castillo y la ciudad para consagrarla al santo del día. 895 años más tarde, la llama de San Vicente perdura en el fervor popular de los seguntinos, que han convertido una de sus fiestas más tradicionales en un referente cultural, turístico y comercial que atrae cada año a más visitantes.

Publicado en Provincia