El museo de la luz

Lago de BolarqueLa luz es intangible, pero todo lo que se requiere para que ésta se emita en la cantidad y lugar que se desea es muy tangible. Tanto que Unión Fenosa decidió adecuar un lugar para mostrar todo lo que atesoran, parte de su Historia. Un museo de la luz, que se encuentra en Bolarque, Almonacid de Zorita.

En su interior, los turistas curiosos se lo pueden pasar muy bien, imaginando, por ejemplo, que pueden dejar sin luz a una o varias calles de Madrid. Y es que Unión Fenosa ha trasladado a este lugar muchos elementos históricos de la compañía para su conservación en este centenario salto, como la primera centralita de luz que poseyó la capital española.
Corría el año 1910 cuando el rey Alfonso XIII inauguraba la presa de Bolarque. Ese día, no sólo destapó la placa en la que queda constancia de tan importante día, sino que además, aprovechó para navegar por la zona. En el Museo de Bolarque, aún se conserva el motor de la barca que lo transportó aquel remoto día, hace ya casi 100 años.
Bolarque se comenzó a construir porque Madrid necesitaba abastecimiento eléctrico. El Marqués de Urquijo fue el encargado de acometer las obras, como complemento a la Sociedad de Gasificación Industrial. La energía que se conseguía en este salto de agua llegaba a la capital española a través de una línea de 70 Km. de longitud y 50 kilovatios de tensión. Por cierto, aún existe. La que ha quedado transformada por completo ha sido la antigua sala de máquinas. De aquellos tiempos, quedan algunos vestigios, pero ahora, sirve como remembranza de muchas más cosas. Es el museo.
A la entrada, el visitante ve una placa, colocada a más de dos metros sobre el suelo, que indica la altura a la que llegó el agua en la última inundación que sufrió el Salto de Bolarque. Pero esto es sólo una curiosidad.
Hay fotografías impresionantes que retratan distintos momentos del levantamiento del Salto, algunas incluso recuerdan a la construcción del ferrocarril del lejano Oeste, pura Historia en imágenes. También, se conservan teléfonos antiguos, contadores, el despacho de Don José Cabrera y varios cuadros suyos, maquinaria y, remontándonos al origen de la producción de energía en este punto del Tajo: la copia autorizada de sentencia que Don Juan II de Castilla dio en 1410, –en pleito entre el Concejo de Almonacid y la Orden de Calatrava sobre la propiedad de los molinos de Bolarque. Es un pergamino propiedad del Ayuntamiento y cedido en depósito al Museo–.
La primitiva central hidroeléctrica de Bolarque se diseñó para aprovechar la energía derivada de una presa de 21 metros de altura, que cerraba el cauce del Tajo, tras unir sus aguas con las del río Guadiela. Así, se creó este embalse entre los montes de la Sierra de Altomira. Desde aquí, parte el trasvase que impresiona por su altura y dimensiones y que, a los alcarreños, nos encoge un poco el corazón.

Ideas nuevas

La zona merece una visita. Además, al incorporarse una nueva central en Bolarque este año, denominada Los Molinos, el Ayuntamiento de Almonacid de Zorita ha llegado a un acuerdo con Unión Fenosa para comenzar un programa de recuperación patrimonial. El alcalde de la localidad, Gabriel Ruiz del Olmo, se ha empeñado en que todos conozcan la rica Historia de la zona, donde ya hace más de 7 siglos existía un molino al que acudían paisanos de toda la zona a moler cereales. Ahora, quiere comenzar su recuperación, puesto que, en la actualidad, tan sólo se distinguen los arcos del molino, que permiten al visitante imaginar las grandes dimensiones de este antiguo edificio.
Por otra parte, en los convenios, se contempla realizar un inventario y digitalizar el archivo fotográfico conservado en el Museo de Bolarque y en los archivos procedentes de la Unión Eléctrica Madrileña. Un equipo de trabajo del Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC (Ministerio de Ciencia e Innovación), dirigido por el Dr. Francisco Fernández Izquierdo ha desarrollado el trabajo de documentación y preservación de las fotografías.
Al dar un paseo por la zona, descubrimos lo que antes era un bonito pueblo –aún bien conservado– donde vivían los trabajadores de la compañía eléctrica: casas, colegio, cuartel de la Guardia Civil, restaurante, bar... En éste último, aún se puede tomar algo, para reponer fuerzas.
 
Camino a seguir
Desde Guadalajara(o Madrid), se toma la A-2 dirección Zaragoza. Seguir por esta carretera, hasta el desvío que indica Pastrana, es la CM-200. Hay que continuar por esta carretera hasta Almonacid de Zorita. El Salto de Bolarque pertenece a este municipio. Desde el pueblo, sale una carretera hacia el embalse, que está perfectamente indicada.
Si apetece, se puede hacer noche en la localidad en la Casa Rural Contramarea, (Plaza de la Iglesia, 2). Para las reservas, llamar al teléfono 949 375 160 o al móvil 667 579 985. También, es un buen sitio el Hostal Los Arcos (Calvo Sotelo, 14). Las reservas se realizan a través del número 949 376 771.

Visto 9722 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.