Imprimir esta página
La cerveza morada de Lavanda

La cerveza morada de Lavanda

Sorprendente por su color morado, Pasión Púrpura es una cerveza tipo ale con lavanda, que surge como continuación al Trabajo de Fin de Máster que lleva por título Cerveza ale elaborada con maíz morado, butterfly pea y lavanda y que fue desarrollado por un grupo de alumnos del Máster en Ciencia y Tecnología Cervecera de la Universidad de Alcalá y la Escuela Superior de Cerveza y Malta (ESCYM). Ahora, uno de sus miembros ha decidido adaptar la receta y llevarla a la realidad del mercado, produciendo un lote a escala craft  -artesanalmente- coincidiendo, precisamente, con la época de floración de esta planta aromática.

“Es una cerveza original, creada e inspirada en la floración de los campos de lavanda de Brihuega, en Guadalajara”, señala Elima Sanz, oriunda de la comarca y una de las implicadas en la investigación de esta cerveza -junto a otras tres personas- y que, precisamente, es la promotora de la producción del primer gran lote de esta cerveza de investigación con “una receta mejorada”, si cabe, sobre aquel primigenio trabajo de investigación.

Julio, mes de la lavanda

La lavanda alcanza su esplendor en este mes de julio y tiene a la zona de la Alcarria de Guadalajara y a localidades como Brihuega uno de los epicentros de esta planta aromática.

De hecho, la propia localidad de Brihuega y sus campos de lavanda celebran en estos días de julio una feria plena de eventos y de puntos de encuentro con esta planta aromática como centro de atención y que consigue la atracción desde hace algunos años de decenas de miles de turistas de otros lugares de España, especialmente desde la Comunidad de Madrid.

Por eso, esta cerveza está presente en dicha feria a través de los distintos puestos de animación y de compra-venta que se habilitan durante la misma, casi todos ellos con esta planta como motivo principal. “He querido unir la tradición en torno a la festividad de la lavanda con mi propia pasión por esta bebida y por la cultura cervecera”, subraya Sanz. “De hecho, la lavanda utilizada para elaborar esta cerveza es de Brihuega, como no podía ser de otra forma”.

Una cerveza con lavanda y butterfly pea 

Aunque esta cerveza contiene lavanda entre sus ingredientes para darle ese toque comarcal e identificativo, lo cierto es que su base de color la toma de otros ingredientes utilizados, como las flores butterfly pea, muy habituales en coctelería.

Durante las pruebas iniciales de elaboración de esta cerveza se utilizó maíz morado como adjunto para lograr ese color. Sin embargo, “por las complicaciones actuales para encontrar ese maíz morado para la producción a escala industrial hemos tenido que utilizar maíz amarillo”, apunta Sanz, junto a las mencionadas flores butterfly pea.

De hecho, la idea principal de Pasión Púrpura nace recordando la historia de la expansión de la cerveza en el mundo, específicamente en América del sur, donde la materia prima principal para su elaboración era, en tiempos pasados, el maíz, si bien este se utiliza hoy también como cereal adjunto en la elaboración de determinadas cervezas.

En este caso, y según señala la cervecera briocense, “hemos querido aportarle un toque diferente, utilizando una levadura tipo ale para darle una identidad propia con un color y aroma diferentes, pero manteniendo las características de la llamada chicha latinoamericana, como fue conocida la cerveza en su expansión por América”. 

El resultado es “un producto innovador y con estilo propio”, señala Elima Sanz. “Pero, a la vez, tremendamente bebestible”.

Como nota de cata, Pasión Púrpura es una cerveza muy refrescante, con un amargor moderado en boca y aromas herbales y florales con alguna nota tropical en nariz. Presenta buena retención de espuma.

En mesa, es ideal para maridar con carne de caza, pollo, queso suave o semicurado, pescado blanco o sushi.

Visto 3382 veces

Artículos relacionados