La montera del Ocejón

La montera del Ocejón

En Guadalajara, el mejor observatorio para cerciorarnos de la llegada del frío en invierno lo tenemos la silueta del Pico Ocejón. Basta mirar hacia el norte y que no nos ciegue la niebla para contemplarlo. Y ya lo dice el refrán popular, “si el Ocejón tiene montera, nieva, aunque Dios no quiera”. Y así ha pasado, una montera negra de nubarrones anunciada a principio de esta semana las nieves, que han cambiado el vestido negro de los pueblos de la pizarra, por el blanco.

El pico Ocejón, que es el señor de estas tierras; levanta su suave lomo a poco más de dos kilómetros de altura, sobre faldas de brezos y jaras y ricas manchas de robles.

Con sus 2.048 metros el pico del Ocejón, es uno de los más conocidos de provincia de Guadalajara, sin ser el de mayor altitud. Llama la atención la forma en que la sierra que toma su nombre se levanta en la altiplanicie.

El acceso más cómodo a la cima del pico Ocejón es por su cara oeste desde la localidad de Majaelrayo, una cómoda pista forestal sale del mismo pueblo y tras vadear el Arroyo de los Molinos, remonta la ladera oeste cubierta de arbusto (Jara) hasta salir junto a la cresta rocosa de la Peña de Bernardo (1.600m). Desde aquí un sendero con fuerte pendiente nos llevará al cordal (1.800m) que limita el Barranco de la Pineda. Podemos crestear entre pizarras, en dirección sureste, hasta la cumbre del Ocejoncillo (1.960m) y Ocejón (2.048m) o penetrar por la cara norte y ascender la pendiente herbosa que nos sitúa en la cumbre.

Se parte del pueblo de Majaelrayo , por la pista que va a Cantalojas por el norte, y nada más salir del pueblo se toma el camino que sale a la derecha hacia el este. Se desciende un poco para atravesar el arroyo de los Molinos y comienza la ascensión entre jaras estepas. La subida es larga y prolongada, apareciendo bosques de robles y ascendiendo hasta la loma de Peñas Bernardas (3 km y 2 horas). En este rellano se pueden recuperar fuerzas y para abastecerse de agua de un manantial que en verano puede estar seco.

Se continua todavía un poco más en dirección este hasta que desaparece el bosque de roble. La senda está marcada a partir de entonces por hitos de piedra entre la alfombra de gayuba que cubre el monte. Se gira al sur y la ascensión se hace más dura hasta que se alcanza el Ocejoncillo (4,5 km y 3 h y 30 min), falsa cumbre que antecede a la última trepada entre lajas de pizarra y gneis en forma de escalera a la cumbre del Ocejón (5 km y 3 h y 45 min).

Desde la cumbre la vista alcanza toda las sierras de Guadarrama, Ayllón, Alto Rey y la campiña y la alcarria guadalajareñas. La bajada puede hacerse por el mismo camino o descolgarse por la ladera contraria hacia Valverde de los Arroyos, pasando antes por las cascadas de Despeñalagua.

Sin lugar a dudas, la ascensión más interesante es desde Valverde de los Arroyos. Un sendero bien señalizado recorre el Arroyo de la Chorrera y se interna en el Barranco de la Pineda para acceder a la cumbre por su parte norte.

En días que haya mucha nieve, no es aconsejable afrontar esta ruta, a no ser que se conozca bien el recorrido, pues las marcas e hitos no son visibles en ningún momento.

Un belén en la cumbre
Desde hace algo más de treinta y cinco años, el Club Alcarreño de Montaña incluye en su calendario de actividades la tradicional subida navideña al Pico Ocejón, a la que denomina Marcha "Jesús García Perdices", en homenaje al que fue su fundador y primer presidente.

Esta ascensión tiene lugar el domingo anterior al día de Navidad, con lo cual no crea problemas de fechas. El día anterior a la subida, un reducido grupo de montañeros pernocta en las instalaciones del refugio allí existente y celebra una pequeña navidad con los lugareños. El domingo es el día importante, son muchas las personas que llegan a Majaelrayo, no sólo de Guadalajara, sino también de Madrid y la zona centro, que quieren celebrar una navidad distinta.

Desde la cumbre, la vista es completa hacia el Guadarrama y sierras del Cardoso, al oeste; pico del Lobo, al norte, Urbión y sierra de la Demanda, al nordeste, y relieves boscosos y de monte cubriendo la torturada orografía de las vertientes este y sureste. Al este, más allá, destaca la silueta del Alto Rey, montaña muy querida en la región, pero desgraciadamente hoy desfigurada por unas modernas instalaciones en su misma cumbre.

Cómo llegar
Desde Guadalajara hay que coger la carretera CM-101 hasta Humanes de Mohernando, pasando por Fontanar y Yunquera de Henares. Desde Humanes, seguir el indicador en dirección a Tamajón por la carretera CM-1004. Desde aquí hay que continuar por la carretera de servicio del Pantano del Vado, (unos dos kilómetros desde Tamajón, parte la carretera, a la derecha, que va a Valverde de los Arroyos), continuar unos cuatro kilometros, pasada la ermita de Nuestra Señora de los Enebrales y a la derecha parte la carretera que va a Majaelrayo, no se encuentra en muy buen estado.

Otra  variante, desde Madrid es ir por la N-I hasta coger la carretera que lleva a Riaza y desde aquí por la pista a Majaelrayo, este camino está intransitable en invierno.

Visto 256 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.