Las Lagunas de Puebla de Beleña

Sobre los agrestes riscos del cañón del río Sorbe, se alza Puebla de Beleña. Está en el vértice oriental de La Ribera, triángulo mágico de singular belleza, ubicado entre los cursos medios de los río Jarama y Sorbe, zona de transición entre la Campiña y la Sierra Norte de Guadalajara.

 

los agrestes riscos del cañón del río Sorbe, se alza Puebla de Beleña. Está en el vértice oriental de La Ribera, triángulo mágico de singular belleza, ubicado entre los cursos medios de los río Jarama y Sorbe, zona de transición entre la Campiña y la Sierra Norte de Guadalajara. Una vez en el pueblo, no podemos dejar de conocer la iglesia parroquial, obra del siglo XVII, que consta de una espadaña prebarroca. Sin embargo, el mayor interés de esta zona son sin duda las Lagunas de Puebla de Beleña.
Las Lagunas Puebla de Beleña tienen importancia, a nivel nacional, como zona de paso primaveral y concentración migratoria de grullas y aves acuáticas, así como para otros grupos faunísticos. Su carácter estacional condiciona la existencia de una flora singular y comunidades vegetales de gran valor.
La vegetación acuática y anfibia es particularmente interesante y compleja, como consecuencia de la estacionalidad de las lagunas. La vegetación acuática se caracteriza por carófitos, miriofílidos, ninfeidos y batráchidos, en ocasiones se cubre con flores blancas la superficie del agua.
LAGUNAS ESPECIALES
Las Lagunas de Beleña, que en 2001 fueron declaradas Reserva Natural. Ocupan una superficie de 191 hectáreas y cuentan con una zona periférica de protección de 57 hectáreas.
Además, están incluidas en la Lista de Humedales de Importancia Internacional desde 2002 e incluidas en la propuesta de Lugares que integrarán la Red Natura 2000, como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).
El itinerario de senderismo para visitar las lagunas es prácticamente llano y tiene una longitud total de 3.600 metros (ida y vuelta). el tiempo total del recorrido de visita a las dos lagunas se estima que dura una hora, aunque puede ser más dependiendo de las paradas que el visitante realice.
La ruta parte del aparcamiento situado junto al punto kilométrico 15.200 de la carretera de Uceda a Puebla de Beleña (CM-1001), en el cruce con la carretera a Robledillo de Mohernando. Aquí, el turista ha de dejar aparcado su coche para continuar a pie por la vía pecuaria hasta llegar a un cruce de caminos, situado a unos 500 metros del aparcamiento.
Desde este punto, el caminante ha de tomar el camino que parte a la izquierda, que le conducirá, tras caminar unos 400 metros, hasta el observatorio de aves de la Laguna Grande. En éste podrán encontrar paneles descriptivos de la fauna, flora y vegetación de estas lagunas.
Regresando por el mismo camino hasta llegar al cruce anterior, nos desviaremos a la izquierda, tomando el camino que discurre por la vía pecuaria de inicio de la excursión que describimos. Se deben recorrer unos 900 metros y, entonces, se alcanza la La Laguna Chica. Hay que evitar acercarse demasiado a la orilla, para no molestar a las aves, especialmente en le época de nidificación.
Si el caminante retoma sus pasos, regresa por el mismo camino y tras recorrer algo más de un kilómetro, llega de nuevo al aparcamiento. La ruta sólo puede realizarse a pie o en bicicleta de montaña, siempre bien pertrechado, puesto que ahora, suele estar bastante embarrado.
La Reserva Natural
El complejo lagunar está integrado por la Laguna Grande, la Laguna Chica y pequeñas charcas, situadas sobre la raña pliocena, al pie de la Sierra de Ayllón, a 950 metros de altitud, en la Comarca de La Campiña Alta de Guadalajara. Se trata de lagunas estacionales que alternan largos períodos de desecación con otros de encharcamiento. También son endorreicas, se surten exclusivamente del agua procedente de las precipitaciones y muy someras, ya que tan sólo tienen 80 centímetros de profundidad máxima. Son de agua dulce con escasos nutrientes. Estas lagunas se asientan sobre materiales miocénicos de areniscas, conglomerados y arcillas. Su origen se explica por la existencia de un horizonte arcilloso, de baja permeabilidad, sobre una superficie de relieve muy suave, en lo que pudieran ser los restos de una antigua red de drenaje.
Como es un lugar protegido, al visitarlo hay que cumplir unas normas de comportamiento. no se puede transitar con vehículos de motos por el interior de la Reserva Natural. Existe un itinerario de senderismo para la visita a las lagunas, que conduce hasta los observatorios de aves y no puede salir de él. no está permitido realizar ruidos que puedan perturbar la tranquilidad de la avifauna. La basura ha de depositarse en el contenedor del aparcamiento y no se puede hacer fuego. Si se llevan mascotas, han de ir sujetos con correa. Se debe respetar la flora y la fauna de la Reserva Natural. Se recomienda llevar prismáticos, para ver mejor a las aves y prendas de abrigo y buen calzado, porque el camino está encharcado y con mucho barro. Esta es una buena época para visitarlas, porque se pueden ver entre otros bonitos ánades reales, además, en verano, las lagunas suelen estar secas.
Cómo llegar
Desde Guadalajara, se toma la carretera de Fontanar, CM-101 hasta Humanes. Entramos en el pueblo y hemos de coger el desvío que indica Razbona, que es la carretera CM-1004. Continuamos por ella unos 5 kilómetros hasta llegar a esta localidad y seguimos por la CM-1004, que nos lleva directo a Puebla de Beleña. Para visitar las Lagunas de Puebla de Beleña, hay que seguir por la CM-1001.

Una vez en el pueblo, no podemos dejar de conocer la iglesia parroquial, obra del siglo XVII, que consta de una espadaña prebarroca. Sin embargo, el mayor interés de esta zona son sin duda las Lagunas de Puebla de Beleña.

Las Lagunas Puebla de Beleña tienen importancia, a nivel nacional, como zona de paso primaveral y concentración migratoria de grullas y aves acuáticas, así como para otros grupos faunísticos. Su carácter estacional condiciona la existencia de una flora singular y comunidades vegetales de gran valor.

La vegetación acuática y anfibia es particularmente interesante y compleja, como consecuencia de la estacionalidad de las lagunas. La vegetación acuática se caracteriza por carófitos, miriofílidos, ninfeidos y batráchidos, en ocasiones se cubre con flores blancas la superficie del agua.

LAGUNAS ESPECIALES

Las Lagunas de Beleña, que en 2001 fueron declaradas Reserva Natural. Ocupan una superficie de 191 hectáreas y cuentan con una zona periférica de protección de 57 hectáreas.

Además, están incluidas en la Lista de Humedales de Importancia Internacional desde 2002 e incluidas en la propuesta de Lugares que integrarán la Red Natura 2000, como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

El itinerario de senderismo para visitar las lagunas es prácticamente llano y tiene una longitud total de 3.600 metros (ida y vuelta). el tiempo total del recorrido de visita a las dos lagunas se estima que dura una hora, aunque puede ser más dependiendo de las paradas que el visitante realice.

La ruta parte del aparcamiento situado junto al punto kilométrico 15.200 de la carretera de Uceda a Puebla de Beleña (CM-1001), en el cruce con la carretera a Robledillo de Mohernando. Aquí, el turista ha de dejar aparcado su coche para continuar a pie por la vía pecuaria hasta llegar a un cruce de caminos, situado a unos 500 metros del aparcamiento.

Desde este punto, el caminante ha de tomar el camino que parte a la izquierda, que le conducirá, tras caminar unos 400 metros, hasta el observatorio de aves de la Laguna Grande. En éste podrán encontrar paneles descriptivos de la fauna, flora y vegetación de estas lagunas.

Regresando por el mismo camino hasta llegar al cruce anterior, nos desviaremos a la izquierda, tomando el camino que discurre por la vía pecuaria de inicio de la excursión que describimos. Se deben recorrer unos 900 metros y, entonces, se alcanza la La Laguna Chica. Hay que evitar acercarse demasiado a la orilla, para no molestar a las aves, especialmente en le época de nidificación.

Si el caminante retoma sus pasos, regresa por el mismo camino y tras recorrer algo más de un kilómetro, llega de nuevo al aparcamiento. La ruta sólo puede realizarse a pie o en bicicleta de montaña, siempre bien pertrechado, puesto que ahora, suele estar bastante embarrado.

La Reserva Natural

El complejo lagunar está integrado por la Laguna Grande, la Laguna Chica y pequeñas charcas, situadas sobre la raña pliocena, al pie de la Sierra de Ayllón, a 950 metros de altitud, en la Comarca de La Campiña Alta de Guadalajara. Se trata de lagunas estacionales que alternan largos períodos de desecación con otros de encharcamiento. También son endorreicas, se surten exclusivamente del agua procedente de las precipitaciones y muy someras, ya que tan sólo tienen 80 centímetros de profundidad máxima. Son de agua dulce con escasos nutrientes. Estas lagunas se asientan sobre materiales miocénicos de areniscas, conglomerados y arcillas. Su origen se explica por la existencia de un horizonte arcilloso, de baja permeabilidad, sobre una superficie de relieve muy suave, en lo que pudieran ser los restos de una antigua red de drenaje.

Como es un lugar protegido, al visitarlo hay que cumplir unas normas de comportamiento. no se puede transitar con vehículos de motos por el interior de la Reserva Natural. Existe un itinerario de senderismo para la visita a las lagunas, que conduce hasta los observatorios de aves y no puede salir de él. no está permitido realizar ruidos que puedan perturbar la tranquilidad de la avifauna. La basura ha de depositarse en el contenedor del aparcamiento y no se puede hacer fuego. Si se llevan mascotas, han de ir sujetos con correa. Se debe respetar la flora y la fauna de la Reserva Natural. Se recomienda llevar prismáticos, para ver mejor a las aves y prendas de abrigo y buen calzado, porque el camino está encharcado y con mucho barro. Esta es una buena época para visitarlas, porque se pueden ver entre otros bonitos ánades reales, además, en verano, las lagunas suelen estar secas.

Cómo llegar

Desde Guadalajara, se toma la carretera de Fontanar, CM-101 hasta Humanes. Entramos en el pueblo y hemos de coger el desvío que indica Razbona, que es la carretera CM-1004. Continuamos por ella unos 5 kilómetros hasta llegar a esta localidad y seguimos por la CM-1004, que nos lleva directo a Puebla de Beleña. Para visitar las Lagunas de Puebla de Beleña, hay que seguir por la CM-1001.

Visto 6843 veces