Tras los pasos de los celtas en Herrería

Tras los pasos de los celtas en Herrería

Las oportunidades para conocer cómo vivían los celtas hace unos miles de años aumentan. Y es que al Castro de El Ceremeño, ubicado en Herrería, se le ha añadido una Necrópolis en la misma localidad.  Esta necrópolis es el cementerio de los habitantes del Castro de El Ceremeño, por lo que ambos yacimientos constituyen un enclave arqueológico excepcional.

Respecto al castro el visitante podrá comprobar que la muralla que lo rodeaba está en un magnífico estado, además, en el Ayuntamiento de la localidad hay un pequeño museo en el que están expuestos algunos objetos hallados, con a explicación del uso que se hacía de ellos.

El castro de El Ceremeño es uno de los pocos poblados de la cultura celtibérica excavados en extensión, con una secuencia estratigráfica interesante, bien documentada a partir de dos ocupaciones sucesivas que han permitido estudiar la evolución de aquella sociedad en sus primeras etapas de desarrollo. Se pueden observar dos fases culturales. La primera, corresponde al Celtibérico Antiguo, (siglo VI a. C.) y la segunda o Ceremeño II al Celtibérico Pleno, (siglo V. a.C.).

El Castro se asentó en un cerro desde el que se podía ver toda la superficie amesetada que se ubica en el valle que forma el río Saúco.

Vida y también muerte

Desde la puerta del poblado se puede ver perfectamente el cementerio y las vegas fértiles, los pastos de los montes de los alrededores y las sierras que lo circundan, que les proveían de mineral. Todo esto hace pensar a los arqueólogos que el lugar se eligió por el fácil control de la zona y las ventajas defensivas naturales. Sin olvidar las posibles connotaciones simbológicas.

Es uno de los lugares que están permitiendo conocer mejor a este pueblo prerromano, junto a las otras investigaciones que se están haciendo en en tres poblados celtibéricos de Guadalajara –Castilviejo de Guijosa, Olmeda y el Castro Celtibérico de Los Rodiles– con estructuras fortificadas, hábitat y las necrópolis descubiertas.

A unos 500 metros del lugar donde vivían, los habitantes de este poblado celta ubicaron su cementerio. Hasta ahora, se han excavado casi 150 tumbas en esta Necrópolis. Los datos proporcionados por este nuevo sitio están resultando fundamentales para documentar una amplia secuencia cultural que desborda los límites cronológicos en el Edad del Hierro, momento de auge de la cultura celtibérica. Es la única necrópolis hallada por los alrededores de ahí su gran valor.

Celtas en Molina

La Celtiberia se extendía por un amplio territorio del noreste peninsular desde el valle medio del Ebro en su orilla derecha hasta el alto Duero. El actual Señorío de Molina, y las Sierra del Ducado formaban parte de estas tierras. Los historiadores romanos, como Diodoro, Polibio y Estrabón, explican que esta zona se dividía en la Celtiberia Citerior –desde el Ebro hasta el Jalón– y la Celtiberia Ulterior –tierras del alto Duero–.

Los celtíberos, al final de su historia, se extendieron por la Meseta castellana. Según los autores romanos, los celtíberos estaban divididos en grupos étnicos o pueblos bien definidos. Políticamente, podían configurarse en “ciudades estado” o también en pequeños núcleos en forma de castros sobre cerros, independientes unos de otros, pero unidos en caso de guerra, como son los casos hallados en Guadalajara. En la Celtiberia Citerior se encontraban los belos, los titos y los lusones, que eran los habitantes del actual territorio molinés. En la Ulterior, poblaban los pelendones y los arévacos, estos localizados en las zonas de Sigüenza, Atienza y Soria.

Cómo llegar

Herrería es un municipio cercano a Molina de Aragón. Para llegar a esta pequeña localidad desde Guadalajara, tomaremos la A-2 sentido Zaragoza, por la que debemos mantenernos durante 78 Km. Una vez pasado Alcolea del Pinar, hay que tomar la N-211 dirección Maranchón, dejaremos atrás Mazarete y Anquela del Ducado. Después de haber avanzado 50 kilómetros nos encontraremos ya en Herrería. Está a 130 kilómetros de Guadalajara y el trayecto se completa en, aproximadamente, una hora y media.

Actualmente, la gestión de este yacimiento arqueológico depende del Museo Comarcal de Molina y para visitarlo se debe concertar cita previa en el tlf. 949831102.

Visto 2747 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.